cómo mover personas dependientes

Cuidar a las personas mayores con poca movilidad puede ser una tarea muy complicada, si no sabes cómo hacerlo con la técnica adecuada. Pudiendo ser perjudicial tanto para el cuidador como para el anciano.

Es necesario disponer de paciencia, técnica, práctica y confianza entre otros factores clave para mover a personas mayores. Por eso, a continuación, te damos una serie de consejos para que sepas cómo tienes que actuar en todo momento ante este tipo de situaciones.

Cómo mover a una persona con movilidad reducida

Antes de empezar a trasladar a una persona con movilidad reducida es importante saber cuáles son las necesidades de la persona mayor asistida y su grado de movilidad, ya que el cuidador tiene que ajustarse a ellas. Una primera valoración y toma de contacto para crear afinidad resulta vital para el desarrollo de las actividades y mejora de la confianza.

Si la persona mayor tiene capacidad para moverse, es aconsejable que la maniobra se haga en un solo movimiento, pero siempre adaptándose a su ritmo y evitando movimientos demasiados bruscos o rápidos.

Personas con movilidad dependiente

En caso de que la capacidad de la persona mayor sea mucho menor, el movimiento debe ser mucho más lento y realizando todos los pasos que necesite la persona con poca movilidad para levantarse. El cuidador debe buscar una postura que le resulte cómoda y en la que no fuerce ni la espalda ni el cuello.

Es importante tomarse el tiempo necesario y realizar cualquier movimiento de la forma más natural posible, para evitar posibles daños innecesarios.

Recomendaciones para levantar a una persona mayor con seguridad

Levantar una persona mayor con movilidad reducida puede ser muy perjudicial, si no se realiza con la técnica adecuada. Por eso, te proponemos una serie de consejos para que sepas cómo actuar en todo momento.

Utiliza sillones altos

Los sillones altos facilitan la maniobra y reducen el esfuerzo que tienen que hacer tanto el cuidador como la persona mayor. En caso de que solo tengas sillones o sillas bajas, puedes emplear almohadas para elevarlo.

Despeja la zona

Antes de levantar a la persona con movilidad reducida asegúrate de que no haya ningún elemento que pueda provocar una caída. Y despejar bien la habitación para evitar posibles golpes con el mobiliario y el resto de elementos.

Silla de ruedas

Si vas a trasladar a la persona con movilidad reducida a una silla de ruedas comprueba que los frenos están puestos para evitar que se puede resbalar al sentarse en la silla.

No tires de sus brazos

Cuando inicies el movimiento para levantar a una persona con movilidad reducida nunca tires de sus brazos. Si realizas esta maniobra es posible que puedas causarles lesiones en sus articulaciones.

Así mismo, es aconsejable que durante todo el movimiento, le preguntes qué tal se encuentra para comprobar que no sufre ningún mareo.

Cómo debes levantar a una persona con movilidad reducida

Si nunca has intentado levantar a una persona con movilidad reducida, te vamos a dar una serie de consejos para que sepas cuáles son los movimientos que debes hacer de manera correcta y las maniobras a realizar para mover a personas mayores.

Mantén una posición adecuada

Antes de iniciar el movimiento extiende las plantas de los pies para conseguir un mayor equilibro. Además, debes flexionar y contraer la zona abdominal para hacer más fuerza con las piernas y no con la espalda.

Técnica para levantar una persona con movilidad reducida

Lo primero que debes hacer es reducir la distancia con la persona, puesto que cuanto más cerca estés, menor será el esfuerzo que tendrás que hacer. Una vez hecho esto rodéale con tus brazos e identifica los puntos de apoyo que puedas emplear. Durante el movimiento es importante que la persona mayor se agarre a tu espalda para que le resulte más sencillo levantarse.

Así siempre dispondrá del apoyo necesario para poder continuar con el gesto que va a permitir trasladar de manera correcta a la persona con movilidad dependiente.

Uso de grúas y personal cualificado para mover a personas mayores

Si no te sientes con la suficiente confianza para ayudar a una persona con movilidad reducida a levantarse, existen elementos como grúas eléctricas que pueden facilitarte mucho el trabajo. Y, sobre todo, contar con la presencia y ayuda de personal doméstico cualificado para estas tareas.

Esperamos que estos consejos te hayan sido de utilidad y puedas trabajar con mucha mayor seguridad.