actividades físicas con ancianos

Es una realidad que, llegado a cierta edad, el deterioro físico se acrecienta en las personas mayores. Del mismo modo que, una gran mayoría, deja de lado la actividad física por los impedimentos lógicos de la edad. No obstante, este ejercicio físico para personas mayores es fundamental para combatir problemas relacionados con los huesos, articulaciones, problemas cardíacos o de metabolismo. Ahora bien, ¿qué deporte y ejercicio se recomienda para personas de edad avanzada?

La rutina de hacer ejercicio, sea cual sea la edad, va a suponer una gran ayuda en un afán por ganar calidad de vida. Compaginados con una buena alimentación, es sinónimo de una vida más plena, saludable y con mayor autonomía. Pero son las personas mayores a las que más hay que concienciar de la necesidad del ejercicio físico en el día a día.

Beneficios del ejercicio en edad adulta

Son muchas las ventajas de incorporar ejercicio físico en la rutina diaria, más aún para las personas cuyo rendimiento físico está limitado por la edad. Es una motivación extra y una actividad que ofrece rendimientos y resultados notables para el futuro. Por eso es tan importante ayudar a los ancianos y mayores a tener un envejecimiento activo.

Dentro de los múltiples beneficios de la realización de ciertos ejercicios pautados, se encuentran las mejoras de aspectos tan relevantes como los siguientes:

Huesos

Conforme se cumplen años y el cuerpo envejece, esto repercute en los huesos, ¿de qué manera? Principalmente se reduce la densidad ósea y el hueso adquiere mayor porosidad. A esto se le conoce como ‘osteoporosis’. Esto se puede minimizar con ciertos ejercicios.

Músculos

A cierta edad, si no se realiza el deporte adecuado, se pierde mucha masa muscular. Esta pérdida provoca que los músculos pierdan fuerza y se reduce su capacidad para contraerse. Esto tiene una repercusión directa en cómo afrontar el día a día, la aparición de episodios de cansancio, y la pérdida de movilidad.

Articulaciones

Las articulaciones también tienen un efecto directo en la actividad diaria. Y en personas de mayor edad crea estados de rigidez y pérdida de resistencia para desarrollar las acciones rutinarias.

Beneficios psicológicos

La realización de deporte en mayores también tiene grandes ventajas a nivel psicológico. Al fortalecer el cuerpo, también se consigue fortalecer la mente, y sobre todo, mantenerla ocupada, una de las grandes preocupaciones para este sector de la población.

Todas estas ventajas ofrecen una gran oportunidad para hacer frente a ciertas patologías como la:

  • Protección frente a osteoporosis
  • Reducción de fracturas óseas y fortalecimiento de densidad ósea
  • Menos riesgo de cardiopatías
  • Potenciamiento del sistema inmune
  • Fortalecimiento muscular y de resistencia
  • Resistencia ante la obesidad y diabetes
  • Reducción de dolores musculares y articulares
  • Potencia funciones cognitivas
  • Menos riesgo de sufrir demencia o depresión

Mejores ejercicios para personas mayores

Entonces, ¿cuáles son las mejores actividades físicas para hacer con personas mayores? Existen una gran variedad de tipologías de ejercicios que se pueden realizar en función de cada caso personal. Lo importante es mantenerse activo a estas edades avanzadas en distintos grados de intensidad.

Ejercicios aeróbicos

Una de las rutinas más recomendadas es el ejercicio aeróbico. Y dentro de este ejercicio aeróbico para mayores se incluyen las caminatas, paseos, o incluso andar a un ritmo ligero cuando se pueda. Esto fortalecerá todo el sistema respiratorio.

Se tratan de ejercicios regulares mantenidos en el tiempo. Otros ejemplos son ir en bicicleta o nadar, o incluso subir y bajar escaleras.

Ejercicios musculares

Este tipo de ejercicios perfectos para prevenir lesiones. Para ello se pueden utilizar pequeñas pesas para hacer determinados ejercicios. O acudir a parques que cuenten con actividades para personas mayores y ejercicios. También pueden repetirse movimientos habituales como levantarse de la cama para potenciar estos gestos. O aprovechar muebles para hacer diferentes flexiones para fortalecer caderas y piernas.

Ejercicios de flexibilidad

Otra de las recomendaciones fehacientes en edad adulta es mejorar la flexibilidad del cuerpo. Haciendo estiramientos de piernas, espaldas, brazos, tobillos, tríceps, hombros… y los diferentes focos clave se pueden atrasar muchos de los inconvenientes para la salud. En estos casos, se puede hacer uso de esterillas que es la mejor forma de realizar los diferentes ejercicios.

Otros deportes recomendados

Para todas aquellas personas acostumbradas a realizar ejercicio de forma habitual, siempre están abiertas todas las alternativas posibles y la realización de diferentes deportes atendiendo a los diferentes niveles e intensidad. Desde nadar, marcha, golf, tenis, o realizar yoga.