sillas para mayores

Hasta el momento de usarlas nunca se sabe lo útiles con son estas sillas de ruedas. Pero es importante conocer los límites de estas sillas y los diferentes modelos que existen para favorecer el acceso a todos los rincones en la vida diaria. Más aún para las personas mayores que requieren de una ayuda especial para la movilidad, más aún en edades muy avanzadas.

Una silla de ruedas para mayores debe adecuarse perfectamente al paciente. Debe incluir una serie de factores, comunes en los ancianos, para solventarlos y ayudarles en cualquier movimiento y desplazamiento.

De esta forma se mantiene un cierto grado de autonomía, así como la posibilidad de socializar y moverse. Explicamos los motivos por los que escoger una buena silla de ruedas para ancianos y en qué debes fijarte.

Cómo elegir una silla de ruedas para ancianos

Hay que tener claro que el objetivo prioritario de una silla de ruedas para ancianos es ganar en funcionalidad, movilidad y también en comodidad. De igual manera, conforme la edad avanza aparece la pérdida de movilidad del cuerpo. Este proceso gradual obliga a usar algunas soluciones y soportes. Desde bastones, andadores para mayores o las sillas de ruedas que comentamos.

No todas las sillas de ruedas son iguales. Dependiendo del modelo y la categoría disponen de ciertas novedades y distinciones en función del tipo. Esto también afecta al precio de la misma, que dependerá de las funcionalidades y comodidades.

Atendiendo a cada persona se le recomendará el uso de un modelo u otro para conseguir el máximo beneficio y calidad de vida necesarios. Por eso, es conveniente prestar atención a cuestiones como:

  • Limitaciones de peso de la silla
  • Dimensiones de la silla de ruedas
  • Ligereza de la silla, si va a ser transportadas
  • Anchura de la casa, si se va a usar dentro

Tipos de sillas de ruedas para mayores

Teniendo en cuenta estas valoraciones, y otras, se pueden clasificar las sillas de ruedas en diferentes modelos, o diseño específico. Cada una con un valor diferencial y que define a la perfección las ventajas de cada una de ellas. Entre las mejores sillas de ruedas para ancianos más habituales se encuentran las siguientes.

Silla de ruedas autopropulsables

Estos modelos de sillas de ruedas son las más habituales. Para aquellos que mantengan la fuerza y destreza para manejar por ellos mismo las ruedas y desplazarse de manera autónoma. De entre todos los modelos, son las sillas de ruedas más asequibles para los que buscan autonomía gracias a las sujeciones de los ejes.

Sillas de ruedas eléctricas

Estas sillas de rueda eléctrica, denominadas también scooter, se recomiendan a aquellos que de manera independiente pueden realizar desplazamientos, sin necesidad de manejarla haciendo fuerza con las manos. Con un mando accionas el motor y diriges la silla allá donde quieras. Estas sillas de ruedas motorizadas son más caras, pero se reduce esfuerzo en cada paseo.

Sillas manuales de ruedas

Si estás buscando una silla de ruedas para una persona mayor que no puede valerse del todo por ella misma, esta es la opción más recomendada. Sobre todo, para aquellos ancianos que, con ayuda de alguien, quieren dar paseos y deben hacerlo desde estos sistemas. Dentro de este mismo grupo hay multitud de modelos donde cambia el confort, diseño o tamaño.

Sillas de ruedas plegables

Otro de los modelos que ofrecen grandes ventajas son las sillas de ruedas plegables. En conjunción con el grupo anterior, estas sillas de ruedas manuales plegables ofrecen esa diferenciación que no es otra que poder guardarlas cómodamente en casa.