mejor andador para abuelos

¿Cuándo es conveniente usar andadores para mayores? ¿Cuáles son los mejores andadores? ¿Qué modelos existen? Estas son algunas de las dudas que acompañan a todos aquellos que quieren comprar un andador para ancianos y buscan entre los diferentes modelos existentes. Una amplia variedad que difiere en cuenta a ciertas características, tanto de diseño, como de capacidades de la propia persona.

Esta vez vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre los andadores para personas mayores. Resolvemos las principales dudas y te aconsejamos en función de los requerimientos principales de la persona que vaya a utilizarlos.

Qué son los andadores

Los andadores son unos soportes diseñados para mejorar la vida de las personas con movilidad reducida. Normalmente orientados a las personas de la tercera edad, cuya flexibilidad y musculatura se resiente con el paso de los años. Los andadores son mucho más eficientes que un bastón, y se recomiendan para aquellas personas que han perdido fuerza o necesitan de un punto de apoyo para no perder el equilibrio.

Estos sistemas son un producto ortopédico y ayuda técnica para mayores, y suponen una gran ventaja para la independencia y movilidad de personas mayores. Además, estos andadores -conocidos también como caminadores-, ofrecen la estabilidad necesaria para los paseos por la calle, o para moverse fácilmente entre las habitaciones y pasillos de casa.

Ventajas de los andadores para mayores

Como es lógico, estos andadores son un gran alivio para familiares y las propias personas mayores, que necesitan de apoyos para andar. Son suficientemente seguros para aquellos que aún pueden ir paso a paso sin cansarse en exceso. Si no fuera suficiente, habría que pasar a modelos de sillas de ruedas.

No obstante, los actuales andadores cuentan con un mecanismo que se adapta por completo a la persona. Siendo un sistema de movilidad ligero, con o sin ruedas, con fácil agarre, regulable en altura, y con una serie de características que permiten una mayor versatilidad.

Los mejores andadores y sus características

Para elegir el mejor andador para una persona mayor, es necesario adecuarse a sus necesidades y adquirir un modelo que ofrezca la solución más eficiente para cada caso personal. Dependiendo de la fabricación, el diseño, o las características necesarias para cada persona se requerirá un tipo u otro. Pero cualquier andador tiene este tipo de características que enumeramos y resaltamos.

Material ligero y resistente

Para la fabricación de cualquier andador ortopédico el material es muy importante, porque debe adaptarse a las exigencias particulares de las personas mayores. En este caso se suelen utilizar piezas ligeras de aluminio y resistentes como el acero. Así se obtiene la ligereza y suavidad necesaria, y la resistencia ante los golpes. También debe incorporar un agarre cómodo y ergonómico.

Ruedas o tacos

Existen modelos de andadores con ruedas, bien sean de dos ruedas, de tres o incluso de cuatro. Adecuados para aquellas personas que no pueden hacer la suficiente fuerza como para levantar el sistema. Para el resto, pueden hacer uso también de los modelos sin ruedas, que poseen un acabado en forma de taco para evitar que se deslice en exceso. También usados para andar por la orilla del mar.

En el caso de los modelos de andadores con ruedas, sí que suelen incorporar un sistema de freno para evitar incidentes.

Andadores con asientos

Uno de los propósitos principales de comprar un andador es el que las personas mayores adquieran la independencia necesaria para salir a la calle a comprar o a pasear. Por eso, algunos modelos, como estos, proponen modelos que incorporan un asiento para que se pueda desplegar y descansar en cualquier momento.

Otra variante son aquellos que también incorporan una pequeña cesta donde poder colocar la compra y transportarla fácilmente a casa.

Modelos en diferentes anchuras

Hay que destacar que los modelos están delimitados a diferentes anchuras. Siendo los de mayor anchura más apropiados para exteriores -ya que se obtiene mayor estabilidad y sujeción-, y los más estrechos para casa, debido a la anchura de pasillos y habitaciones.

Conviene destacar que normalmente los andadores tienen la posibilidad de plegarse para poder ser guardados en armarios con total comodidad.

Cómo debe usar un andador un anciano

Ahora bien, ¿cómo y cuándo debe usar un andador una persona mayor? Cualquier persona requiere de un tiempo para adaptarse al andador y a la forma de andar con él. Para agilizar esta adaptación es necesario practicar. Para ello se recomienda usarlo en distancias cortas y empezar a adaptar el paso para no tropezarse.

También es conveniente ajustar y regular las alturas para que sea lo más cómodo posible para la persona adecuada. Ya que la altura que puede necesitar una persona puede ser diferente de otra. Sobre todo, para evitar encorvar la espalda en cualquier trayecto.

Practicar también los pasos de sentarse y pasar al andador, así como viceversa.